Doce de octubre, nada que celebrar

Esta fecha es señalada como el día de la Hispanidad, pero es una celebración chovinista de la burguesía española del expolio de Latinoamérica. En la dictadura franquista se celebraba este día como el día de la Raza, una versión mucho más explícita del significado chovinista de este día que se pretende camuflar con el orgullo nacional.
Hoy la burguesía enarbola la rojigualda, desfila con sus fuerzas armadas y el rey. No hay aquí tampoco ningún símbolo que sea de la clase obrera. Ninguna fiesta nacional de este carácter podrá ser para los obreros y las obreras. Como dicen los compañeros de Bitácora ML, solo desde la ignorancia derivada de la alienante ideología burguesa o el chovinismo y oportunismo de los nacionalistas sin escrúpulos se puede defender el 12 de octubre como fiesta nacional:

“Es gracioso ver como algunos no dudan en condenar las tropelías del imperialismo yankee en el Medio Oeste o Hawai, exterminando a gran parte de la población, su injerencia en Cuba y Filipinas, o su imposición del modelo estadounidense actualmente en las cuatro esquinas del globo, pero claro, como buenos nacionalistas no se atreven a hacer lo mismo con este suceso histórico, la conquista castellana de América, que ocurrió hace siglos. Son los mismos que, hipócritamente, verían como una afrenta nacional que en Italia se celebrase cada año la invasión y conquista romana de los pueblos celtíberos, o en Marruecos la invasión de la península ibérica en 771. Esto carecería de sentido y, sin embargo, también es innegable la impronta del mundo greco-romano y árabe en la cultura española actual. ¿Se imaginan a un francés celebrando el día que Napoleón decidió invadir Rusia o España? ¿Quién que se considere marxista puede reivindicar que su país participó en la famosa partición de Polonia en el siglo XVIII, o en el reparto colonial de África?” (Bitácora ML. Epítome histórico sobre la cuestión nacional en España y sus consecuencias en el movimiento obrero. 2020)

El pueblo español tiene hitos históricos mucho mayores y más acordes a las tareas revolucionarias de nuestra época; por ejemplo la resistencia popular al golpe de estado franquista ante la pusilanimidad de republicanos o la heroica resistencia de 3 años al fascismo, apoyado directamente por las potencias fascistas internacionales y el criminal y poco comentado bloqueo a la República por las potencias democráticas burguesas, especialmente Inglaterra y Francia. Por ponerla en contexto, Francia cayó en las manos nazis en pocos meses. También entre los hitos históricos de esta época debemos incluir a los miles de antifascistas que vinieron de todo el mundo bajo las Brigadas Internacionales. Esto sí es una prueba de internacionalismo proletario y un orgullo de nuestra clase a reivindicar y celebrar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s