El PSOE contra los derechos trans

Hace unos días salió la noticia de que la proposición de Ley para la igualdad real y efectiva de las personas trans (sic) fue rechazada en el congreso debido a la abstención del PSOE. No nos sorprende que este partido se ponga de perfil sobre los derechos de las personas trans pues es de sobra conocido que dentro del PSOE hay una fuerte posición tránsfoba que desde el feminismo más biologicista considera a las personas trans como enfermas.

Ya vivimos la experiencia de esta doble moral cuando invitamos en Julio de 2020 al PSOE y a sus juventudes a una convocatoria unitaria por el día del orgullo contra las violencias que padece la clase obrera del colectivo. «En este sentido vemos cómo incluso en supuestos partidos progresistas sigue ocurriendo esta violencia. Nos referimos al PSOE, ya que el pasado 9 de junio se filtró un documento suyo interno que contenía unas posiciones tránsfobas y reaccionarias. […] ni el PSOE ni la Juventudes Socialistas han asumido esta crítica y han decidido no convocar junto a nosotras.» (https://lamaza.org/2020/06/28/por-un-dia-del-orgullo-de-clase-y-combativo-aguilas/)

Condenamos el oportunismo con el que los partidos burgueses usan al colectivo para sus campañas políticas beneficiando siempre mayormente a su clase social, como con la cuestión de la gestación subrogada en el caso de Ciudadanos.
Así como el partido de Gobierno no da un apoyo real a las obreras y obreros trans, su compañero, Unidas Podemos presenta estas leyes como si fueran a resolver realmente la discriminación social y económica del proletariado trans. Lo cierto es que no son más que leyes parche que, aunque suponen algunos avances, no lograrán en la práctica acabar la situación de transfobia generalizada y sistémica. Principalmente porque estos proyectos de ley, aunque avancen en ciertas cuestiones burocráticas, no suponen un cambio material sobre la vida de la clase obrera.

Pese a ello insistimos en la necesidad de legislar en beneficio del colectivo trans y despatologizar su situación para que puedan alcanzar la máxima igualdad posible con sus compañeros cis obreros. También insistimos en que solo con la lucha organizada de nuestra clase, siendo conscientes de las necesidades particulares de cada parte que conforma al conjunto del proletariado, podremos imponer la ley por los derechos trans mientras caminamos a la revolución socialista que traiga la igualdad efectiva entre géneros y la supresión de las clases sociales. Necesitamos la unión de nuestra clase como partido, guiado por el socialismo científico o marxismo leninismo para tener la fuerza suficiente con la que vencer. ¡Todo el apoyo a nuestros compañeros trans! ¡Qué viva la lucha de la clase obrera!