Sobre la huelga general en los territorios palestinos

Podemos afirmar que el conflicto palestino-israelí y su desenredo solo se dará si el mismo está ligado a un planteamiento de clase, si es el proletariado –tanto palestinas como israelíes– en alianza al resto las capas trabajadoras las que se involucran políticamente y no delegan sus funciones a los demagogos de siempre. Solo entonces y no antes se sentarán las bases para una resolución definitiva del conflicto que se viene arrastrando. Hay que explicar que, si bien no es descartable que en las condiciones actuales el pueblo palestino pueda forzar al imperialismo israelí mediante una lucha a reconocer sus derechos como pueblo, a reconocerle como Estado, mucho menos posibilitado está de alcanzar el fin real y del conflicto; el entendimiento y convivencia entre israelíes y palestinos. Este, como decíamos, no puede llegar sin una revolución en ambas zonas, solo esta y el cambio de paradigma que apareja conducirá a una paz duradera entre ambos pueblos, bien como Estados socialistas separados pero fraternales e internacionalistas, o bien, como debería ser si se dejan de lado los egoísmos y recelos: en un Estado palestino unificado y socialista en igualdad para unos y otros. Con este nuevo estado de las cosas se debería barrer no solo los obstáculos del racismo y el nacionalismo, sino también con el idealismo religioso que en parte es causante de la situación. “ (http://bitacoramarxistaleninista.blogspot.com/2014/09/a-20-anos-de-los-acuerdos-de-oslo.html?m=1)

La huelga general de trabajadores palestinos es un importante paso de resistencia y lucha obrera contra los intereses de la burguesía imperialista en la zona. (https://www.google.com/amp/s/amp.europapress.es/internacional/noticia-arranca-jornada-huelga-general-territorios-palestinos-condena-bombardeos-israel-gaza-20210518102104.html)
Dada la difícil situación del pueblo palestino, ante la escasa organización y los continuos ataques terroristas hacia la población, debemos solidarizarnos y demostrar nuestro apoyo internacional a su lucha. Los obreros palestinos, así como los trabajadores israelíes honestos y antisionistas, tienen que luchar por la revolución socialista en la región y de esa manera resolver la ocupación imperialista sobre la tierra palestina.
Mientras la lucha más cruda sucede en Palestina, en el resto del mundo, los proletarios tenemos el deber de acudir en auxilio y solidaridad del pueblo palestino enfrentándonos a la burguesía nacional de cada país que es cómplice con el genocidio. Ejemplo de ello son los estibadores en Italia que han parado el envío de armas a Israel.
En ese camino avanza la campaña BDS (Boicot, Desinversiones y Sanciones) a Israel; sin embargo, la clase obrera debe ir más allá, organizarnos como partido para derrocar el sistema capitalista imperialista es el objetivo principal para acabar con las violencias que ejerce el yugo del capital. Toda nuestra solidaridad internacional con el pueblo palestino.
¡Por el Partido de la clase obrera guiado por el socialismo científico que conduzca a los pueblos hacia su liberación!
¡Solidaridad con el pueblo palestino!
¡Contra la ocupación imperialista de Israel!