El gobierno de UP y PSOE saca pecho de la actuación policial contra las manifestaciones por la libertad de Pablo Hasél

El arresto de decenas de jóvenes de clase obrera, las heridas de las porras y las bolas de goma, para ellos entran dentro de la normalidad democrática. No nos extraña, sabemos que el estado es una institución que gestiona los intereses de la burguesía y sus fuerzas armadas están para proteger el estatus quo. Mientras, la sección más progresista del gobierno encabezada por PCE y Podemos, piden un indulto para Hasel y se desmarcan de las movilizaciones, reivindicando el pacifismo y la confianza en las instituciones para resolver los conflictos.

En el fondo, anhelan una sociedad capitalista sin lucha de clases ni contradicciones. La socialdemocracia busca la conciliación con el sistema capitalista, no es capaz de ver cómo sus posiciones apoyan la represión contra la clase obrera.

Muy bien, ¿acaso no participó la socialdemocracia alemana en un gobierno de coalición? ¡Sí, participó! ¿No formó parte del gobierno la socialdemocracia austríaca? ¡También formó parte! ¿No estuvieron los socialistas españoles en un gobierno coaligados con la burguesía? ¡Sí, lo estuvieron! Y ¿acaso la participación de la socialdemocracia en los gobiernos burgueses de coalición ha impedido en estos países el asalto del fascismo contra el proletariado? No, no lo impidió. Es, por lo tanto, claro como la luz del día que la participación de ministros socialdemócratas en los gobiernos burgueses no constituye una barrera contra el fascismo.” -Dimitrov VIIº Congreso de la Komitern. El frente único de la clase obrera contra el fascismo. 1935. “


Cualquier avance democrático dentro de la sociedad capitalista ni si quiera tiene lugar a través del estado, sino mediante la movilización popular. La historia ha demostrado sobradamente la ineptitud de la socialdemocracia para representar los intereses de la clase obrera.


Cambiar de sistema solo será posible con la unión de nuestra clase como partido revolucionario, con la guía del socialismo científico y sin caer es las falsas esperanzas de las reformas democrático burguesas, entonces podremos plantar cara seriamente al poder y construir una sociedad sin explotación ni clases sociales.