Pablo Hasél entra en prisión.

Desde la Maza queremos solidarizarnos con él y con todos los represaliados por el estado español en su continua censura y represión hacia todo movimiento popular y obrero que moleste el status quo de la burguesía. Animamos también a asistir a las concentraciones en apoyo a Pablo Hasél.

La persecución a artistas como Hasél o Valtonyc que se han posicionado abiertamente en contra de la monarquía y el sistema capitalista entra dentro de lo esperable por cualquier democracia burguesa, la libertad de expresión, tan alabada por las ideas liberales, es una farsa bajo la que se da amparo al fascismo y la extrema derecha mientras se censuran las posiciones críticas con el régimen y el sistema capitalista, dentro de estas son especialmente censuradas las ideas más subversivas. Pese a ello, no debemos cesar en la lucha continua por mantener y ampliar al máximo las conquistas democráticas conseguidas por el pueblo trabajador ypor la consecución del socialismo y el comunismo, acabando definitivamente con todas las arbitrariedades de la sociedad de clases. 

Además, queremos señalar algunas cuestiones en torno a la encarcelación de Pablo Hasel relacionadas a sus prácticas y posiciones ideológicas como militante. Hasel, militante del PCE (r), cae en serias contradicciones con la ciencia socialista, concretamente en su definición del estado español como fascista y en su apoyo a grupos terroristas. Es necesario señalar su enorme equivocación de práctica y teoría. 

“Exhortar al terrorismo, a que individuos sueltos y grupos que no se conocen entre sí organicen atentados contra ministros en momentos cuando los revolucionarios carecen de fuerzas y medios suficientes para dirigir a las masas, que se ponen ya en pie, significa de por sí, no solo interrumpir la labor entre las masas, sino desorganizarla de manera directa.” Lenin-Aventurismo revolucionario, 1902.

Es una cuestión que incumbe a los motivos por los cuales existe faccionalismo en el movimiento comunista, la gran fuerza del revisionismo, hablar que vivimos bajo un estado fascista es un error importante de análisis, y no porque la amenaza fascista no exista, sino porque observamos que el estado español es una democracia burguesa, una dictadura contra nuestra clase, sí, pero no una dictadura abierta y terrorista como es el fascismo. Del mismo modo, apoyar a ETA o los  GRAPO, supone un error garrafal para el movimiento obrero y comunista ya que los métodos terroristas dejan de lado la organización proletaria por la excitación terrorista, es ignorar la experiencia histórica aventurandose a una “revolución” ajena a las masas obreras y populares. Es caer en el economicismo de la prédica espontánea y despreciar el elemento consciente de la organización partidista proletaria. 

Responsabilidad de los comunistas es emplear unos métodos de lucha y formas organizativas vinculadas al movimiento obrero,. Respecto a la lucha contra el fascismo y la reacciónes primeramente la lucha por agrupar a la clase obrera y las masas populares contra la reacción, el fascismo, las guerras imperialistas y los ataques del capital . No hay que despreciar las formas legales de trabajo, y esto no implica someterse a ellas. Este error lo repiten numerosos grupos pretendidamente comunistas, dificultando la progresión de la organización proletaria y la toma de conciencia revolucionaria. Muy al contrario de lo que pretenden, acaban favoreciendo al eclecticismo anarcoide y gastando todas las fuerzas en movimientos exclusivamente parciales  como la simple reivindicación de la libertad de expresión, un derecho que por sí solo no contraviene el sistema  burgués. Dicha esta crítica que consideramos necesaria, recalcamos la solidaridad con Hasél y todos los represaliados del Estado español por denunciar las arbitrariedades y crímenes de la burguesía y la monarquía española mientras a la vez denunciamos y animamos a dejar de lado el aventurismo para destinar los esfuerzos en la toma de conciencia del proletariado y la construcción de su partido revolucionario.