Nuevo caso de superexplotación destapado en la Región: decenas de trabajadores trabajaban a 2€ la hora en un zulo

Nuevo caso de superexplotación destapado en la Región, en este caso, decenas de trabajadores dedicados al sector textil que trabajaban por dos euros la hora en un zulo donde el empresario les mantenía escondidos, incumpliendo toda norma sanitaria, laboral o civil burguesa, demostrando que estos derechos son papel mojado y son traspasados a la menor oportunidad por los capitalistas. Por desgracia no es un caso sorprendente ni aislado, los trabajadores, amenazados por su condición de inmigrantes irregulares, se ven a menudo empujados a estas condiciones donde el empresario de turno puede sacar tajada de su fuerza de trabajo pagando un salario miserable y sin ninguna garantía. El sistema capitalista hace que la clase obrera de los países menos desarrollados (normalmente un infradesarrollo causado por el imperialismo de las superpotencias en colaboración con la burguesía de aquellos países) migre hacia los países imperialistas, donde en lugar de encontrar la mejor vida que promociona la prensa capitalista, se encuentran con que la única forma de sobrevivir es someterse a condiciones salvajes. Frente a esta realidad, debemos unirnos como clase obrera tanto nativos y extranjeros, luchando unidos por nuestros intereses como clase: acabar con el capitalismo, tomar el poder e instaurar un sistema social en el que se acabe toda discriminación por razón de raza y toda desigualdad clasista. Una sociedad comunista donde las personas vivamos ajenas a los prejuicios que causa el empobrecimiento del capitalismo al proletariado de todos los países y se abandone definitivamente toda diferencia de clase, tal fin es posible si luchamos uniéndonos bajo la guía consciente organizada en el partido de la clase obrera por la revolución que haga estallar todo el entramado de la burguesía.