El 12 de octubre no es la fiesta de la clase trabajadora.

Esta fecha es señalada como el día de la Hispanidad, pero se traduce en la festividad del Estado burgués español y del expolio de Latinoamérica en sus manos. El imperialismo de la burguesía en los países de América Latina se mantiene actualmente y esta clase de día nos lo recuerda.

En la dictadura franquista se celebraba este día como el día de la Raza, una versión mucho más explícita del significado chovinista de este día que; sin embargo, el Estado español pretende camuflar con el orgullo nacional.

Hoy la burguesía enarbola la rojigualda, desfila con sus fuerzas armadas y el rey. No hay aquí tampoco ningún símbolo actualmente que sea de la clase obrera. Nosotros no celebramos la conquista de las clases explotadoras de otros Estados y territorios. Al contrario, izamos la bandera de la solidaridad con los pueblos trabajadores de Latinoamérica. Ninguna fiesta nacional de este carácter podrá ser para los obreros y las obreras. Para terminar con el racismo, debemos destruir el capitalismo y hacer desaparecer las clases sociales.

¡Lucha contra el capital y sus expolios!

¡Únete a La Maza!