Llamamiento a la organización de los trabajadores del campo

¡Trabajadores! ¡Basta de injusticia! Día tras día los dueños de la empresa se hacen más y más ricos gracias a vuestro trabajo. ¿Y cómo lo pagan? ¡Intentan pagar lo menos posible por vuestro trabajo! Pretenden que no cobreis el tiempo de descanso, que hagáis más horas de las que se acuerda en el contrato, ¡intentan por todos los medios no tener que pagar el salario mínimo! Incluso dejan de pagar los salarios o los atrasan todo lo posible, y amenazan con despidos o con no llamaros a las siguientes campañas si levantáis la voz para pedir unas condiciones aceptables, que permitan tener al menos una vida digna, una casa, comida, ropa y tiempo libre para compartir con las personas queridas. ¡Pero no! Os pagan lo menos posible por el máximo tiempo de trabajo, lo justo para que día a día tengáis que volver al campo a seguir produciendo en pésimas condiciones para poder sobrevivir. En esto se basa el capitalismo, pero la diferencia entre vosotros y otros trabajadores de otros sectores mejor tratados es principalmente la débil organización sindical que hay.

Es tiempo de organizarse, de unir a los compañeros y compañeras trabajadoras de nuestra empresa y del resto de empresas agrícolas, de exigir que se cumpla el convenio y la legislación laboral, el SMI  que se respeten los descansos y las horas de trabajo contratadas y extras; que se paguen  los gastos de transporte; de no permitir ningún despido. Hay que luchar por un convenio que marque unos mínimos. Los jefes saben cuál es la fuerza que tienen los trabajadores cuando se unen, por eso intentarán por todos los medios silenciaros y dividiros, meteros miedo. ¡No lo permitáis! Es necesario sumar fuerzas con cada compañero, convencerle de que es posible conquistar unas mejores condiciones de trabajo y organizarse sindicalmente para pensar un plan de acción.

Organizarnos sindicalmente nos va a permitir tener una mejor protección y asesoramiento tanto a nivel individual como a nivel colectivo, ya que las condiciones generales afectan a las individuales.

La clase obrera es más fuerte unida y consciente de su condición social. Escoged un sindicato de clase,  preferiblemente un gran sindicato que os da más herramientas, capacidad de lucha y unidad obrera. CCOO es más grande y más combativo que UGT. Aunque el SAT es un sindicato pequeño, es el que está haciendo más trabajo sindical en el campo y por la unidad entre trabajadores inmigrantes y españoles. 

La lucha por mejores condiciones laborales evidencia que la explotación capitalista no entiende de razas, es más, se beneficia del racismo para dividir a los trabajadores y explotarlos más, como vemos en el campo. ¿Acaso no llevamos viendo años como ocurren casos como el de las temporeras de Huelva o el de las chabolas de Almería? Independientemente del lugar de nuestro origen: la clase obrera es internacional y nuestros intereses como trabajadores son los mismos. Por eso debemos eliminar los prejuicios nacionales y unirnos, esta es la única manera de conseguir nuestros objetivos.

Los trabajadores sin papeles solo benefician a los capitalistas, es una estrategia para crear divisiones entre los trabajadores y poder aprovecharse mejor de su expulsión de la sociedad. La clase obrera somos los máximos interesados en eliminar todo tipo de discriminación, de lo contrario nos convertiremos en cómplices de la opresión de un grupo por otro, cuando justamente nos interesa eliminar todo privilegio, el cual es el origen de nuestras miserias, siendo el principal privilegio el de los capitalistas de quedarse con los frutos de nuestro trabajo.

¿Si todas las personas somos iguales por qué hay tantas diferencias entre las condiciones de vida de los trabajadores y de los empresarios, especialmente los grandes y medianos, cuando la mayoría ni trabaja o gana sueldos estratosféricos para el trabajo que hacen? El primer paso que demos para organizarnos como clase pone en evidencia que esta no es solo una lucha entre los trabajadores de esta empresa contra el jefe, o los de un sector entero contra la patronal, es la lucha de toda la clase obrera que se gana la vida con su trabajo contra toda la clase de empresarios que vive de aprovechar ese trabajo.

Por lo tanto, os animamos también a militar en La Maza para poder acabar con la explotación capitalista, que requiere organización y una guía científica que sea capaz de multiplicar el trabajo de elevación de conciencia y de organización.

¡Organízate y lucha! ¡Exige mejores condiciones de trabajo y el fin de las injusticias!

Correo electrónico: lamazaorgcomunista@gmail.com

También nos puedes encontrar en redes sociales:Facebook: La Maza: Organización Comunista. Twitter / Instagram: @LaMazaOC