Imperialismo y criminalización de la clase obrera migrante.

El capitalismo genera desarrollo desigual debido a su anarquía y competencia productiva donde rige la ley del máximo beneficio y es imposible el desarrollo armónico de la economía mediante la planificación de esta, una medida solo posible en el socialismo. Una característica acrecentada en el imperialismo (la fase desarrollada del capitalismo monopolista), donde inmensas fuerzas productivas se encuentran concentradas en unas pocas manos y estados. Situación que genera una extraordinaria desigualdad y miseria que se traduce en una forma especial de migración masiva o de los pueblos casi enteros. Los países imperialistas que se desarrollan con rapidez y desplazar del mercado mundial a los países atrasados, elevan el salario por encima del nivel medio y de ese modo atraen a obreros de los países atrasados.

Los principales medios de comunicación capitalistas, verdaderos voceros de los intereses de la gran burguesía, no dudan en señalar a estas personas como responsables de la propagación del coronavirus, como una perfecta cortina de humo que invisibiliza la precariedad del sistema sanitario del estado español y la precariedad laboral de la clase trabajadora a través de un discurso racista, clasista y xenófobo.


Mientras los grandes medios de comunicación actúan como pistoleros de los oligarcas señalando a la clase trabajadora extranjera, las costas del estado español se siguen llenando de turistas, sin ningún tipo de control sanitario, necesarios para mantener los beneficios de una parte importante de la burguesía del estado español concentrados en este sector.


Trabajador, trabajadora, nativa o extranjera, la misma clase obrera. Nuestro enemigo viene en yate y no en patera, nuestro enemigo viste con corbata y no con hiyab. Organízate, afíliate a un sindicato de clase. La burguesía nos quiere divididos, ahora, ante sus continuas amenazas y persecuciones y cuando más necesitan de acogida las personas migrantes, unidad, dignidad y organización revolucionaria para la clase trabajadora.