El carácter de la monarquía en España y la democracia.

El verdadero problema de la monarquía en el Estado Español no es que sea corrupta o anti democrática, el problema es que es todo eso por representar a la clase social dominante del régimen del 78, la oligarquía.


Es esta élite, que sostiene su poder sobre la explotación de las y los trabajadores y la represión de todo el aparato del Estado, la que tiene interés en sostener a la monarquía mientras les siga sirviendo. Y temen que perder la monarquía pueda traer un fortalecimiento de las clases populares que amenazaran su control. Además, la República significaría ahondar en el desarrollo democrático del Estado, comprometiendo la hegemonía de la oligarquía ante las presiones populares. Que los conservadores burgueses teman a la República se debe precisamente al miedo a dar mayores garantías democráticas. Y esto es así precisamente porque los comunistas encabezamos esas luchas por una mayor democracia y aspiramos no sólo a una democracia burguesa, sino a la democracia plena de una sociedad sin Estado ni clases sociales.

Es tiempo de plantar cara realmente al sistema de clases con organización y unidad obrera.
No queremos una República cualquiera, queremos la República de un pueblo organizado, dirigido por la clase obrera y decidido a someter a los explotadores.
Si te cabrea su corrupción también debe hacerlo todo el sistema que representa.
El siguiente paso es organizarte por una República Popular que plante las bases de la extinción del Estado con la desapación de la propiedad privada de medios de producción y su gestión democrática por los trabajadores.

La monarquía nos roba, ampara a las élites, limita el desarrollo democrático del Estado. Organízate para revolucionar su mundo.